Un día como hoy, 20 de febrero, pero hace dos años, me subí a un avión que me iba a llevar al otro lado del mundo en espacio y tiempo, para comenzar a vivir esta increíble experiencia que jamás pensé que se iba a dilatar tanto… es que cuando uno se divierte el tiempo vuela, no? Bueno, cuestión es que para conmemorar esta fecha tan especial para mí, empecé (y no terminé) un montón de reflexiones que quedan garabateadas en las hojitas de mi cuaderno, hasta que una noche de insomnio empezaron a volver a mi muchas de las reacciones que recibí por aquel tiempo en que dije: 

“Me voy de viaje”.

Tuvo que pasar todo este tiempo para que mis respuestas maduraran, así que, aquí están.

Te vas? En serio? Estás segura?

Sí. Sí. Y sí. Estaba decidido, no había más lugar para los sueños en la almohada, había que ponerlos arriba de la mesa. Investigué cuanto pude sobre lo que más desvela… el presupuesto. Cuando vi que los números eran los mismos que mis amigas destinaban a su bodas y que ellas lo estaban ahorrando con horas extras de trabajos varios, ya no quedaron más obstáculos. Contactos, currículums, entrevistas, y ya tenía la agenda llena de hasta cuatro trabajos en simultáneo. El viaje ya había empezado.

Y bueno tendré que ir a visitarte por ahí…

Para sorpresa de muchos, mía incluso, la reacción de mi madre fue bastante calma, se podría decir. Hablábamos por teléfono un día, estaba en los últimos meses de mi residencia y la pregunta era inevitable… “y que tenés pensado hacer cuando termines?”. La respuesta no incluyó las palabras posgrado, o subespecialidad, que toda madre sueña escuchar. Creo que al principio no me creyó del todo, y ante la certeza del estrés que me había generado el trabajo en los últimos meses, dejó que fluyera. Y fluyó no más. Me di cuenta que sabía que iba en serio cuando dejó de preguntarme… “No quiere ni hablar de que te vas!” la delató mi hermana. Me apoyó todo el tiempo, se comió (parte) de sus miedos, recibió todas las cajas de libros y ropa que quise conservar en su casa, me llevó a un paseo de despedida por mis nuestras montañas, y me dejó ir. Por supuesto aprovechó la excusa para viajar, porque esta viajera que escribe nació de otra viajera, que también escribe aunque no publique aún.

Madre e hija en el Parque del Retiro de Madrid

Madre e hija en el Parque del Retiro de Madrid

Dónde vas a ir? 

El itinerario cambió mil veces, antes y después de salir. Empezar para el este, para el oeste, todo dependía de la fecha, porque la primera consigna cuando miraba el mapa era concisa: verano, siempre en verano. Y la segunda: cinco continentes mínimo! Cuando lo hablé con uno de mis mejores amigos me dijo “Verano europeo? Entonces vas a estar para los Juegos Olímpicos?” El día que la selección de básquet se clasificó para los Juegos (oh casualidad, la misma noche en que conocí a Mariano….) me metí a la web para ver el precio de las entradas y ví que era casi imposible! De todos modos una vez allí, en Londres, el día que la Generación Dorada jugaba con el seleccionado de USA, intentamos meternos a la Villa Olímpica con un resultado netamente negativo (lloré!). En el primer mundo cosas básicas como colarse o revender entradas parece que no está muy bien visto.

“Cuándo volvés?…  Vos no volvés más!”

La pregunta del millón por estos días. Al principio pensé que iba a ser como mucho un año (hasta tuve el tupé de pedir una licencia sin goce de sueldo por 9 meses… que se me negó, claro). Al año de haber salido de viaje estábamos en una isla desierta del Archipiélago de San Blas, en Panamá, y con pocas perspectivas de estar cerca de regresar, así que a partir de ese momento decidimos responder esa pregunta de una forma muy simple “no sé”. Ahora estamos en Bolivia, inevitablemente cerca, y yo personalmente ya tengo muchas ganas de regrear, así que sólo puedo decir “falta poco”, pero sin precisiones para evitar decepciones 😉 .

“Sola?!”

Sí, me fui sola. No era la primera vez, así que ya no me asustaba (tanto), aunque iba a estar lejos de las costumbres y sonidos más familiares. De los casi cuatro meses que viajé sóla por Oceanía y el Sudeste Asiático, son contados con las manos los días que estuve realmente sola y hasta podría decir que elegí que así fuera. Viajando, la soledad es una decisión. La mayoría de los viajeros de largo plazo andan solos… y la mayoría son mujeres. Si no te gusta comer solo, siempre hay alguien que siente lo mismo y no vas a demorar en formar parte de una mesa de anécdotas y nuevas historias. Muchas veces esas compañías casuales evolucionaran en grandes amistades. Esa es la mayor ganancia de esta decisión.

Con Sabrina en Nueva Zelanda

Con Sabrina en Nueva Zelanda

“Qué va a pasar con Mariano?”

A Mariano lo conocí al mismo tiempo que subía a un camión las últimas cajas, el departamento a mis espaldas quedaba vacío y empezaba la recta final, me iba a vivir con una amiga para maximizar el ahorro y la mochila ya me esperaba. Mariano llegó en el momento justo, nunca había estado mejor y ese es el estado en el que uno conoce al amor de su vida aparentemente! Sin muchas preguntas ni reflexiones dejamos que el agua siguiera su curso, esa corriente de conocernos y enamorarnos nos llevó en poco meses a Purmamarca, Tilcara, San Marcos Sierras, La Rioja… estaba claro que a esta pareja le quedaba bien viajar. La duda era si los planes podían coincidir y lo logramos. Mezclamos mapas y calendarios y el 11 de julio de 2012 él llegó a Madrid a empezar a construir otra historia.

IMG_0555

“Qué te vas a llevar?”

Desde que me puse una mochila al hombro por primera vez para viajar al norte de Argentina me hice consciente de cuanto peso puedo soportar, y es poco: 14 kg es mi límite y en función de eso elegí un tamaño bastante pequeño de mochila para este viaje. Qué voy a llevar? Lo que entre ahí, lo demás está de sobra! Todo es prescindible… para la próxima ya sé que no tengo que llevar mi remera favorita porque el camino es duro con la ropa y da cosita tirar ese trapo en lo que se transformó. En todo el mundo la gente se viste, así q nunca va a faltar oportunidad de reemplazar algo. Sí, en mi mochila reina el “ojo por ojo”, si me compro algo (por gusto o necesidad) algo tiene que salir!

Qué vas a hacer?

Trabajar como médica de manera rentada en el exterior demanda un trámite legal muchas veces infinito… o casi, más de un año en la mayoría de lugares de Latinoamérica, por lo que la profesión iba a quedar en stand by un tiempo. Un año sabático no hace mella en ninguna carrera… dos… bueno, después les cuento! Hubo que poner la creatividad en marcha para que el viaje no se corte por falta de fondos y así nacieron las postales que fueron furor en las playas del Caribe, las artesanías en macramé que me enseñaron una tarde en el Valle de Antón un cordobés y una ecuatoriana, la recepcionista bilingüe del Hostal Colibríes en Colombia, la fotógrafa de varios proyectos online, la vendedora de panqueques, y la lista sigue… creo que mi última ocupación fue “asistente de chola” en el mercado de Copacabana… y me pagaron mejor de lo que gané por hora en el primer mes como médica en Mar del Plata! El blog también hizo lo suyo y hubieron grandes beneficios gracias a esto, lo que más me gusta.

"Qué mal que la estoy pasando!"

“Qué mal que la estoy pasando!”

De qué te estás escapando?

Es un clásico, a todo viajero se lo preguntaron o se lo quisieron preguntar. Yo desarrollé una especie de cobardía a mucha honra, creo que es parte del instinto huir, retirarse, ante el temor. Pero claro, en esos tiempos el orgullo estaba alto en el cielo y me indignó escuchar esto, en especial sabiendo de la frustración que generaba la pregunta. Pero hoy, más calmo todo, me doy cuenta de todo lo que me escapé y me alegro de ello. Me escapé de una rutina chata, de pocas emociones, de pocas sorpresas y asombros, de lágrimas de tristeza y oscuridad hacia lágrimas de superación, realización y emoción. Le huí a la previsibilidad, a contar mi historia de memoria y sin entusiasmo.

Te vas a arrepentir, no podés cortar la carrera justo ahora, es fundamental que hagas una especialidad más…

Mi profesión no es un ámbito fácil, no hay lugar para el placer en la medicina (o al menos se intenta que no lo haya) y hasta está vinculado con el dolor: cuanto menos duermas, menos comas, más despersonalizado te sientas más médico sos, parece ser el mensaje principal del régimen de residencias que sostiene el sistema público de salud en Argentina. Está mal visto casi que uno tenga un hobby, sos un bicho raro si fuiste al cine, si estás leyendo un libro literario, o si ponés música mientras escribís las 15 historias clínicas a tu cargo una guardia de sábado en la que no pasa absolutamente nada. “Ah, pero es tan gratificante”. Sin dudas lo es y por es la voy a seguir eligiendo, es lo único que me pareció que valía la pena hacer como trabajo… pero es eso trabajo, Gillespi lo definió muy bien cuando dijo alguna vez en la radio que “por algo nos tienen que pagar para que lo hagamos”! Estoy más convencida que nunca que somos seres integrales, y lo más saludable es tener curiosidades, intereses amplios y diversos, abrir la mente, ejercitar áreas cerebrales creativas (como para q quede bien científico) estimula y mejora el rendimiento general. Entonces porque quiero ser una buena médica, y sobre todo, una mujer feliz, quiero seguir viajando, seguir fotografiando, seguir escribiendo, seguir tejiendo, aprender nuevas cosas y vivir todas las vidas que pueda.

Y si te pasa algo?

Curioso, no? Justamente me fui para que me pasaran cosas! Pero claro, los fantasma hablan de las cosas malas y terribles qe suceden en el horrible mundo que habitamos. Y resulta que el Top Five de cosas negativas que me pasaron es 1) nos robaron en Cusco, con la modalidad “arrebato”, nada violento x suerte; 2) perdí las fotos de los primeros dos meses y medio de viaje por hacer el back up en un cyber de Bangkok, no viajaba con la compu… y listo, los tres puestos finales están vacantes. Podría poner que tuve fiebre en Auckland o que me dolió la muela en Ecuador, pero no califican sinceramente. En fin, cosas que seguramente también hubieran sucedido si me quedaba, así que mejor que al menos fuera en lugares bacanos! “Prefiero morirme en la selva amazónica que de vieja en Nueva York” sentenció Kate Cold, personaje de Isabel Allende, y coincido.

A seguir...

A seguir…

Sólo te pido que no termines durmiendo en la calle y sucia… ojalá mi hija no salga como vos!

La mayoría de mis amigas ya tenían al menos un hijo cuando me fui. Voy a volver y esos hijos ya tienen hermanos incluso, voy a conocer muchos niños y claramente trabajo no me va a faltar. El imaginario hace que crean que paso hambre, frío y quien sabe cuantas otras necesidades, cuando nunca fue así. Siempre tuve una cama (o nuestra carpa) donde dormir, y probé todos los platos nuevos que se me cruzaron, más alguna que otra milanesa que pudimos hacer. La balanza demuestra que he comido y bebido como he querido!

Si necesitás algo, avisá y hacemos una rifa.

Los más copados se quisieron sumar a la mochila de cualquier forma, “vas a hacer lo que nunca me voy a animar” y para hacerlo a través mío sé que cuento con todo el apoyo del mundo. Y no, no hubo ninguna rifa… aún.

Avisá cuando vuelvas, buen viaje!

El trabajo, la continuidad de la carrera es lo que aterra a muchos. Dejar ese lugar seguro, que no les gusta ni hace feliz, es impensable para muchos laburantes soñadores. Tuve la suerte de tener nichos dinámicos, poco rutinarios donde desarrollar mi profesión y que nunca me aburrieron, en gran parte por tener grandes compañeros de trabajo… amigos. Y los jefes (a pesar de ser jefes) me tiraron la mejor onda cuando me despedí…

Tenés q escribir un libro, vas a ser famosa.

No creo que me haga famosa, ni que escriba un libro, pero escribo este blog con mucho cariño. Para que mi gente sepa en que ando (aunque creo que no me leen mucho por las pregunta q me hacen!), para devolver a la comunidad viajera lo que tanto me da: no leo las típicas guías de viaje, leo blogs y foros de otros viajeros porque me gusta y es una fuente más confiable y desinteresada. Pero también escribo el blog porque me recuerda a mis diarios y “cuadernos de anotar la vida” de cuando era chica, porque sé que voy a querer tener esto para recordarlo todo, porque me gusta escribir y leer y aprender a hacer estas cosas. Ejem… de todos modos algo se dijo por ahí… 😉

Chicos de portada en el Semanario "El Andino" de Manizales, Colombia

Chicos de portada en el Semanario “El Andino” de Manizales, Colombia

Vas a llegar alto, amiga.

Esta frase en realidad data del año 1997 en un aula del Colegio Joaquín V. Gonzalez, me la dijo mi amiga y futura socia Úrsula, una de las primeras personas que me enseñó a soñar.  Ya ni me acuerdo por qué me dijo eso en ese momento, pero siempre la recuerdo. Fue un voto de confianza, una palmada de ánimo en momentos tormentosos de la adolescencia… y la recordé en el avión, hace dos años, cuando vi que el altímetro de la pantalla marcaba 10000 metros.

Tantas preguntas se les ocurrieron a mis amigos y familiares, tantas preocupaciones… y a nadie se le ocurrió preguntarme “Por qué?”…

Sobre El Autor

Soy Vito. De raíz riojana y treinta y pico de años. Viví también en Córdoba, Mar del Plata, Buenos Aires. Viajé por Nueva Zelanda, Cuba, Italia, Bolivia y otra veintena de países más. Pediatra de vocación y formación, y en los ratos que me hago entre el trabajo “serio” trato de aprender algo nuevo (tejer, cocinar, fotografiar, hablar otros idiomas, lo que sea). Amante del yoga (a.k.a. “profesora”), curiosa ayurvédica. Estudio y trabajo con la salud y la enfermedad, pero a mí lo único que me curó fue viajar. Una vez sentí que era hora de poner los pies en la tierra… y lo tomé demasiado literal, quizás.

Artículos Relacionados

58 Respuestas

  1. Rodrigo (DONDE VIAJO | Blog de viajes)

    Como bloguero siempre espero que dejen comentarios en los posts que gustan.. y casi nunca se da; por eso en este caso escribo para decirte que: ME ENCANTO!

    “Justamente me fui para que me pasaran cosas” … tan claro y tan al grano, ahí está el motivo del viaje: las experiencias.

    Ojalá el blog no termine con el viaje, sería buenísimo que para quienes no nos animamos a dar el gran paso, sigas escribiendo de tu regreso y “vuelta a la rutina”, el trabajo o lo que sea.

    Saludos y éxitos para el final del viaje!!

    Responder
    • Vito

      Muchas gracias Rodri por interpretar ese deseo loco de ver los comentarios en algo que nos lleva tanto entusiasmo y esfuerzo, jaja. Te debo la postal… no me olvido… será personalmente por Belgrano quizás para revivir este viajecito 😉
      Saludos!!

      Responder
  2. Karina

    Simplemente hermoso!!! Te leo, de vez en cuándo ymiro las fotos que publicas, te admiro por ese coraje que te permite llevar adelante este sueño!!! Seguí soñando, viajando, recorriendo, admirando cada lugar por donde andas y escribiendo, obvio!! Besos!

    Responder
  3. Isabel

    …..Y bue… a llorar se ha dicho , ya que es 20 de febrero…( y no soy Kikina…) Por qué??? Porque así tenía que ser, y ojalá nadie pueda decir que ” vos/ yo tuviste/tuve la culpa”… Has disfrutado tanto…, has sido tan feliz, hija mía,has caminado con tus piecitos de empanadita de copetín lo que yo solamente recorrí en las páginas de los libros…. que puedo decir que no importa si en alguna letra de esa pregunta se esconde un dolor o alguna frustración… PERO YA QUIERO QUE REGRESES!!!! Camine pa’dentro, caramba!!!!

    Responder
  4. Eugenia Barberis

    me encantó Victoria! No te conozco pero sí a tu mamá, y aunque sé que te extraña y se muere porque vuelvas disfruta cada paso que das casi tanto como vos. Así que adelante y seguí contándonos a los que nos quedamos tus experiencias de vida, porque así también las podemos vivir nosotros. Besos y espero verte cuando vuelvas a Argentina para tener el relato en vivo y en directo!

    Responder
  5. yanni

    y bueno… FELIZ CUMPLEEEE jajajajaj puta que me gusta leerte… sólo una pregunta (no es “¿por qué?”) ¿van a pasar por Chile?????????????

    Responder
  6. Dani

    Ja! Cierto que nunca te pregunté por qué… Pero mirando para atrás, me da la sensación que no era LA pregunta para hacerte aquella noche veraniega y porteña de diciembre de 2010. Sin ir más lejos, creo que mis dos preguntas fueron, y en este preciso orden: “Tenés algún proyecto a mediano/largo plazo que no puedas/quieras abandonar o que no puedas retomar cuando vuelvas?” y “cuando vuelvas, en caso de emergencia, tenés a dónde caerte muerta?”… Y ante sendas respuestas negativas de tu parte, inmediatamente te respondí: entonces no hay razón para que no lo hagas. Andate, sé feliz y hacé lo que nunca voy a tener los huevos para hacer.
    Palabras más, palabras menos, así me entere que empezabas a darle forma a este maravilloso sueño que llevaste a una realidad ampliamente superadora de cualquier fantasía animada de ayer, hoy y siempre.
    Te adoro, amiga. Te extraño un perú y toda una latinoamérica unida, pero jamás te leí/escuché/sentí tan plena y mágicamente feliz! Tanto, que me meto el egoísmo y la extrañitis x donde no pega el sol y me animo a desearte que esto siga para siempre! Que sigan dibujando esa majestuosa estela por siempre jamás! Que el derrotero no tenga fin! Que necesites dieciocho pasaportes más para que entren los sellos de las visas! Que no los alcance nunca el cansancio, el hastío o la comodidad!
    Te recontraremil felicito y envidio profundamente.
    Te lo repito, no vuelvas más, aunque no vuelva a sentir nunca tus abrazos con olor a coco.

    Responder
    • Vito

      Tus preguntas fueron el impulso final del trampolín, me ayudaste a ver las cosas tan claras y simples… Fuiste la primera persona que se enteró de esto y sabemos que no fue casual.
      Te adoro amigo, mi olor ya no es el del coco… pero vuelvo pronto (quizás por un ratico;) )! Jajaja

      Responder
      • Dani

        Si decidís volver, aunque sea por un ratico, acá te espero con un vinito y muchas ganas de escucharte (aunque no huelas a coco).
        Te manda saludos tu guitarra, sanita y salva a pesar de mi abandono.

  7. Estefania Vicentini

    lei este blog xq salio publicado x face. no t conozco… pero era algo q necesitaba leer.! tengo miedo a viajar y no conseguir trabajo en otro lado. estoy trabajando para el estado pero siento q m falta ser feliz… siento q no puedo cumplir con mis sueno d conocer gente disfrutar paisajes x mis miedos x el miedo a no conseguir laburo. soy extrovertida, alegre. muy trabajadora y super responsable y creo q las dos ultimas hacen q tenga tanto miedo. mil gracias.!! y felicitaciones x estos dos anos d viajes alegrias. mucha suerte

    Responder
    • Vito

      Estefania, todas esas características con las que te definís son la clave del éxito en cualquier ámbito, mientras sea el que te haga feliz. Viajando, si es lo que querés hacer, te iría súper bien, animáte!! (Y contame 😉 )

      Responder
      • Estefania Vicentini

        si!! voyyyy a animarme gracias x la buena onda!!. voy a organizar un itinerario para ver x donde comenzar la ruta. gracias!…

  8. Andrea

    Vitola feliz dos años de viaje!!!! Me alegra muchisimo verte tan plena de felicidad y acompañada del amor de tu vida!! Te quiero mucho y esperamos ansiosos tu regreso!!! Besotes amiga!!!

    Responder
  9. Victoria Ferrara

    VIcforia, nos unen dos cosas: que tenemos el mismo nombre y que soy amiga, ex-alumna y eternamente admiradora de tu madre. Te felicito por todo, te admiro por tus experiencias y por compartir todo esto para deleite de mucho y para motivación de otros. Un beso enorme. Victoria Ferrara

    Responder
  10. Gustavo Contreras Bazán

    Excelente expriencia Victoria. Soy amigo de tu mamá y fuimos cómplices para el armado del video de su cumple hace un par de años. Cada tanto recorrí tu blog y pienso en esa hermosa canción de Serrat, “Juan y Jose”, cuando dice …”y gracias Pepe, por llevarme a viajar”. La verdad es que hemos recorrido un poco el mundo a través de tus palabras. Y como dice tu mama. Camine pa’ dentro, sosiégese y vuelva pronto!!!

    Responder
    • Vito

      Jajaja!! De qué lado estás Gustavo?? Ya volveré prontito 😉
      Hay que ir pensando otra super co-producción que salió bastante bien la primera, no?
      Abrazo grande!

      Responder
  11. Fabricio Zelada Rivas

    😀 Hay algo genial en verse reflejado en otra persona. Yo inicie mi viaje hace casi 5 anhos. El plan eran unos meses, algo menos de un anho; y sin embargo aqui estoy viviendo en mi 4 pais.

    Hace unos meses me recontre con una gran amiga que conoci en India, viajera tambien. Conversamos sobre mudarnos a una ciudad que ambos adoramos. Luego de unos minutos quedo bastante claro que aunque esa ciudad se increible no podriamos vivir ahi mas q un par de anhos. Es asi, una vez tu corazon comienza a llenarse de otros lugares y personas, es practicamente imposible dejar de buscar mas….

    Responder
    • Vito

      Gracias por tus palabras Fabricio… mil veces me encontré imaginando mi vida en un lugar que me engancha “a primera vista”… y voy al siguiente y de nuevo… cada destino me renueva la sed de encontrar el próximo.
      A seguir buscando pues!
      Abrazo!!

      Responder
  12. Dolores Sanchez Mercol

    Hermanita!!! 2 años de viaje y 2 años sin verte!
    Me alegra que seas feliz conociendo, recorriendo y contándonos tus experiencias. Por sobre todo me alegra que estés dispuesta a seguir tus sueños, nunca perdiste el entusiasmo!! Vos también me dijiste “mi vida no es sólo medicina” .. y que bueno que no 😉

    Responder
  13. Chono

    Mostra total, amiga del alma, espero que sigas andando y andando y pa cuando vuelva, aca la esperamos, con un puñao de harina y un ramo de albahaca… asado no, porque ya dijo que problemas de alimentacion no tiene… Beso enorme, Vitorinoxxxxx!!!!!

    Responder
    • Vito

      Me extraña araña… un asado no es “alimentación”… espero que te retractes de esta infamia con una buena molleja al menos…

      Besotee Chonix!

      Responder
  14. miriam

    Si a nadie se le ocurrió preguntar… por que??? es porque tampoco SE LO preguntaron.
    Hay tantos por que ?? en esta vida y tantas respuestas distintas en momentos también distintos. Seguramente tu respuesta hace dos años no hubiera sido la misma que ahora……. y ahora ??¿, seguís teniendo ganas que te pregunten por que??¿¿¿ “ya fue, que importa el porque”……, lo que importa es el hoy y el ahora que tan feliz te hace.
    Hoy lo importante es lo que viene, lo de atrás, lo de ayer no tiene respuesta. Te felicito por haber tenido el coraje que muchos no tenemos. Un beso grande y nos vemos pronto.

    Responder
    • Vito

      Jaja, tal cual, debe haber sido lo que menos importaba en ese momento también, o quizás todos me conocían tan bien que ni hacía falta esa pregunta…?

      Nos vemos pronto!
      Besoo

      Responder
  15. Fernanda Tosin

    Que enorme pavada la siguiente frase!!!!! “Te vas a arrepentir, no podés cortar la carrera justo ahora, es fundamental que hagas una especialidad más…”
    menos mal que te fuiste!!! seguí viajando y conociendo! ahora estamos atados de manos y pies viendo para poder hacer una escapadita! sin lugar a dudas la mejor decisión que pudiste haber tomado!
    grosa vieja!!!! siempre te lo digo!
    te quierooo!

    Responder
    • Vito

      Y sí vieja, algunos de nuestros colegas son así… Ojo que también estaban los que decían “Síiii… andate, qué te vas a quedar haciendo acá!”… Todo caído de la misma insatisfacción personal y profesional.
      En fin… espero que te puedas escapar a algún lado 😉
      Te quiero y extraño!
      😀

      Responder
  16. Triny

    Felicidades & Felicitaciones Vito! Como todo relato que me emociona hasta las lagrimas, algo de tu historia me hace recordar a la mia, Sensaciones, decisiones y sentimientos. La vida es un viaje. Relato conmovedor, leerlo me provoca un respeto y un orgullo muy profundo. Que continuen los exitos y con tu permiso comparto tu historia. Abrazo enorme

    Responder
  17. Mari Flores

    ¡¡Hola Vito!! No te conozco ni tu me conoces, como pasa siempre en el mundo, llegué a tu blog así, por casualidad (como suceden las mejores cosas según yo, casualidad, golpes del destino), alguien te publicó en Facebook y pues aquí me tienes.
    Pero te dirás “Eso me lo han dicho muchos” y tal vez, sólo tal vez, te preguntes “¿Qué tiene de especial?” Sin embargo quiero que sepas que eres muy especial para mi, dentro de todo ese mundo de viajeros que he seguido (desde hace poco, para ser honestos, que comencé a seguir blogs de viajeros) ya que como tú, SOY MÉDICO aunque recién graduada acá en mi país México (tienes que venir a conocer este país que tiene tantas cosas que ofrecer aunque en las noticias se hable mayormente del narcotráfico, del crimen organizado, malos gobiernos, problemas sociales y un largo etcétera de situaciones desagradables, son muchísimo más las agradables, créeme 😉 ) Para ser exactos, tengo 3 semanas que concluí mi año de servicio social, el último que cursamos acá, y por increíble que parezca mi objetivo es ser pediatra !como tú! Claro que primero tengo que aplicar un examen, salir seleccionada, que me acepten en alguna institución y estar tres largos años más en la misma para cumplir el objetivo: ser pediatra.
    La vida que se supone debo tener: estudiar, titularme, especializarme, conseguir base, casarme, tener hijos, criarlos, trabajar, trabajar, trabajar, jubilarme y morir. ¿La vida perfecta, no? Pues no, para mi eso no es la vida perfecta.
    Hace ya muchos años que tengo esa idea de viajar, de conocer el mundo, vamos ¡siquiera conocer mi propio país! y sin embargo hasta ahora no puedo, la principal: MIEDO, miedo de salir de esa zona de confort a la cual estamos muy apegados, miedo a lo desconocido, miedo al “qué dirán mis padres si no soy lo que ellos esperan”, miedo, miedo y más miedo. Pero he decidido que eso debe parar, que debo armarme de valor, que debo salir ya de esa zona de confort y esto gracias a los blogs, principalmente al tuyo, por obvias razones, porque eres la primer viajera que leo es médica y ¡especialista! Vamos pues que me identifico contigo 🙂 Me da, no se, tanto gusto saber que este no es un sueño imposible para mi, que en el mundo existen personas que comparten junto conmigo tanto las ganas como la profesión y sobretodo que lo han realizado a pesar de todo, como tú.
    Claro, he de aceptar que antes de lanzarme primero debo tener algunos ahorros, de los cuales en estos momentos carezco, o al menos no como para salir del país, así que como me dijo una amiga, de las mejores que tengo y con la cual comparto profesión y estas ganas enormes de viajar: “trabajemos como ‘negras’ y ahorremos”, así será, eso está decidido 😉
    Bueno, creo que me excedí jaja, pero es que tenía tantas cosas que expresarte, te admiro, en verdad, esta es una prueba más de que en este mundo nadie está solo.
    Casualmente yo que tengo tantos miedos soy la que le dice a sus amig@s “Hazlo, no tengas miedo, la vida es corta, nunca sabes lo que puede pasar.” ya es momento de poner en práctica mis propios consejos ¿no crees?.
    Saludos hasta donde te encuentras, Vito, a seguir viajando y realizando tu sueño, prometo que algún día me tocará, porque no quiero llegar a vieja y mirar al pasado y decir “y si hubiera…”, ahora sólo espero que el tiempo me de vida, eso sería lo único que me detendría.
    Me despido citando una frase que nos decía siempre el catedrático de fisiopatología: “Porque el que sólo sabe de medicina, ni de medicina sabe.” Y tú gracias a esos viajes sabes tantas cosas ya 😉

    Responder
    • Vito

      Qué hermoso mensaje! Muchas gracias… México es un gran pendiente en nuestra lista, hicimos muchos amigos de ese país y todos los viajeros que conocemos llegan allí y no se van! Definitivamente tiene una magia única.
      Espero que puedas salir a tu viaje soñado vos también 😉
      Abrazo grande!!

      Responder
  18. Julio

    Hola Vito. Basicamente el viaje te lo pagaste vendiendo postales, haciendo artesanias y demás? en el caso de los trabajos de recepcionista, como hiciste para hallar ese trabajo? eso de asistente de chola de que trata y como se hace ese trabajo?

    disculpa tantas preguntas, pero bueno… ese es el efecto de ver como alguien viaja tanto 😀

    saludos y besos

    Responder
    • Vito

      Hola JUlio!! Voy a tener que escribir sobre esto porque lo preguntan mucho (era lo mismo que yo me preguntaba antes de salir!). El viaje “se paga” de muchísimas maneras, trabajé extra y ahorré antes de salir, como digo por ahi, tuve hasta tres trabajos al mismo tiempo el último año en Argentina… las postales y artesanías surgieron en un momento especial, ya en Latinoamérica y nos ayudaron a no tocar más lo poco que nos quedaba de ahorros y así poder extender el viaje. De otra manera no hubiera durado estos dos años y contando 😉
      Recepcionista en un hostal es lo más fácil de conseguir, simplemente preguntás donde te querés hospedar si no necesitan ayuda, muchas veces te dicen que sí, en cualquier lugar del mundo. Lo de “asistente de chola” es medio un chiste, fuimos a un mercado a comprar, la chola necesitaba ayuda y nos ofreció pagarnos por acomodar unos cajones y sacos de frutas. Después de una hora nos dolía todo el cuerpo!!
      Hay mil experiencias por vivir si uno está predispuesto.
      Saludos!!

      Responder
  19. Verónica

    Muy lindo lo que decís. Muy identificada me siento también. Soy médica pero en Uruguay y me siento un bicho raro en ese ámbito muchas veces. La meta en la medicina es ser el mejor habiéndose sacrificado todos los días sin tener vida aparte del trabajo. Tb quiero viajar y quiero intentar trabajar xa viajar. Los demás médicos no lo entienden, te ven como una ilusa e inmadura pero bueno, no podemos esperar que todos entiendan nuestra manera de pensar…

    Responder
    • Vito

      Es un desafío más en nuestra carrera, entender los mensajes como de quien llegan. Por suerte cada vez más hay gente “distinta” también en la medicina y de a poco lograremos humanizarla más 😉
      Saludos!!

      Responder
  20. maría laura bartmus

    Todo lo que escribiste es lo que me pasa y me pasó aunque no soy médica tengo una profesión y estando en lo mas alto de mi vida laboral dejé todo y me fui a buscar mi verdadero yo y a corroborar que sólo nacemos en un lugar determinado por alguna circunstancia pero que todo ser humano pertenece al mundo solo hay que salir a descubrirlo. Todavia me falta mucho por recorrer pero acá estoy teniendo sensaciones que jamás tuve, disfrutando de la vida. Saudos y gracias por tus palabras

    Responder
  21. Eduardo

    Tienes un buen blog, y personalmente me encanto lo que transmites con este post.

    Soy mexicano, emprendedor, ingeniero en sistemas de profesion, aunque ando empezando en el marketing digital, hace unos meses que vengo considerando lanzarme al viaje, sin embargo quisiera en lo posible poder hacer exitosos mis emprendimientos digitales que ando empezando y vivir de ello, la verdad me aburre la rutina diaria, eso de vivir siempre en la oficina no es lo mío, no me imagino asi toda la vida, todavia no llego a los 30, pero me aburre esa vida, lo he conversado con mi novia y tambien le gustaria hacer lo mismo, lanzarse al viaje.

    He considerado la posibilidad de ahorrar un dinero y irme con mi pareja, y aunque no hayan levantado bien mis emprendimientos trabajar de otras cosas y seguir emprendiendo hasta lograrlo, pero ya viajando creo que seria mas emocionante, y creo ya pondre fecha limite de dos años o algo parecido para lanzarme a la aventura. Lo unico que me preocupa es lo economico un poco pero pues leyendo un blog como este uno va aprendiendo.

    Saludos.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: