y la cabeza en las nubes...

Primaveras Eternas

El sol regresa tímida y tibiamente a Buenos Aires. Quiero dejar atrás lo gris de las nubes, lo húmedo de la lluvia y las lágrimas. Hacía mucho que no padecía un invierno, hacía bastante también que no anhelaba ... Leer más...