*Chimba: colombianismo para dar atributo positivo a algo. “Este país es una chimba!”.

Ay mi Taganga...

Ay mi Taganga…

Nuestro recorrido: Entramos por el paso fronterizo Maracaibo – Maicao, luego visitamos: Santa Marta, Taganga, el Parque Tayrona, Cartagena, San Basilio de Palenque, Medellín, Guatapé, Jardín, Manizales, Pereira, Salento, Buga, Restrepo, San Cipriano, Cali, Popayán, Ipiales, para salir finalmente por el puente Rumichaca a Tumbes, en Ecuador (próximamente en su blog amigo 😉 )

Moneda: Peso Colombiano (COP), tipo de cambio a diciembre 2013: 1 USD = 1930 COP

DSCN7095

  • Para argentinos: se puede extraer moneda local de cajeros automáticos desde una caja de ahorros en dólares hasta el monto máximo de un equivalente de 300 USD/día. Para obtener avances en efectivo con tarjeta de crédito deben comunicarse previo a viajar con su banco para especificar monto y PIN. Una estrategia simple: pagar una compra con su tarjeta de crédito en una tienda a alguien que esté por pagar en efectivo.

Transporte:

  • Los autobuses en Colombia tienen una amplia gama de “calidad”, hay servicios informales que tienen escasas comodidades y precios menores, y buses ejecutivos que brindan un mejor servicio (y más seguro) a un precio mayor. En las grandes ciudades hay estaciones terminales grandes y bien organizadas, en el caso de Medellín hay una en la zona norte y otra en el sur por lo que hay que tener en cuenta el destino/origen del viaje para saber a dónde se llegará. En ciudades más pequeñas las empresas tienen distintas terminales de salida, a veces cercanas unas de otras, pero puede ser una incomodidad (y pérdida de tiempo) ir de una a otra negociando precios. Ah, sí, los precios se pueden negociar, especialmente con los servicios informales que se pueden tomar en la ruta 😉 . Para los viajeros motorizados, tengan en cuenta que el combustible es muy caro (salvo en las zonas cercanas a las fronteras con Venezuela o Ecuador) y hay muchos, muchos peajes… también costosos.

    Si me preguntan a mí, el camino se disfruta mejor desde un camión :D

    Si me preguntan a mí, el camino se disfruta mejor desde un camión 😀

  • Hacer dedo: es difícil. La historia de Colombia les ha enseñado a desconfiar en primera medida, en especial en las rutas. Si bien esas cuestiones ya son parte del pasado, muchos se van a negar a llevarlos con excusas tan insólitas como “Si nos para la policía Ud le puede decir a los oficiales que yo la tengo secuestrada!” (sic). Hay muchos controles en las vías, está prohibido cargar gente en las cajas, y muchos choferes tienen malas experiencias por llevar mochileros que están ilegales o transportan sustancias polémicas… pórtense bien! De todos modos, sostenemos nuestro lema durante las largas horas de espera en la ruta, el copado del día siempre llega, así que a tener paciencia. Las distancias son largas, algunas zonas tienen temperaturas muy altas, pero nunca les va a faltar una mano. Los colombianos son muy solidarios y generosos, tal vez no los lleven en el auto pero se les van a acercar a darles comida, bebida y hasta dinero.

Alojamiento:

  • De la mano de la enorme hospitalidad colombiana Couchsurfing fue nuestra herramienta fundamental para hospedarnos y conocer el país, así como otras invitaciones de la gente que no necesariamente usan esa red. Si quieren vivir una experiencia mucho más rica en su paso por Colombia les recomiendo que lo usen.
  • Los hostales para mochileros están en muy buen nivel y, según en que lugar del país busquen, encontrarán precios entre 12000 y 25000 COP. La costa y en especial Cartagena son los lugares más costosos, y las zonas “rosas” de las grandes ciudades como Medellín, Bogotá o Cali.
  • Si en algún momento les pasa como a nosotros, que nos quisimos quedar a vivir en este bellísimo país, o si necesitan un lugar más adecuado a una estadía larga, en esta web tienen una buena opción para alquilar un apartamento o casa.

Comidas:

  • Los menúes económicos en la mayoría de restoranes caseros en el país constan de sopa, primer plato y bebida… a veces también postre 😉 y los precios varían entre 4000 y 7000 COP. En la costa estos precios se duplican!
  • El café está por todas partes, se toma al paso en las calles en pequeñas dosis, el tinto, que venden a 500 COP. Seamos sinceros, ese no es el más rico, por ello deben visitar una tienda especializada donde pagarán desde 2500 COP por una taza, o en el mejor de los casos ir al mismísimo Eje Cafetero, conocer el proceso completo de elaboración y probar un delicioso café orgánico (desde 5000 COP el tour guiado con una taza de café al final, y allí mismo pueden comprar un paquete de café para llevarse de recuerdo, desde 11000 COP el medio kilo).

    Un par de tinticos orgánicos

    Un par de tinticos orgánicos

  • No se nieguen el placer de probar: el ajiaco, la bandeja paisa, los aborrajados, el salpicón de frutas, los batidos frutales y la comida de mar de la Costa Caribeña, el encocado de mochillá en la Costa Pacífica, una frijolada.

    Salpihelado... salpicón de frutas + helado = gloria!

    Salpihelado… salpicón de frutas + helado = gloria!

Actividades:

  • Lamentablemente la gran mayoría de los Parques Nacionales están en concesiones extranjeras o mixtas, por lo que no sólo cobran entrada sino que en algunos casos, como en el Parque Tayrona se abusan cobrando 37000 COP por persona. Suele haber descuento a estudiantes, presentando credencial y hasta 24 años de edad. El Valle del Cocora es una excepción, gratis, pero a 15 km de Salento con lo que hay que tener movilidad o pagar un jeep por 3600 COP por persona. Pueden explorar todas las opciones aquí.
  • Para disfrutar y conocer más de la cultura local están los museos y parques temáticos muy bien logrados. En Medellín, el Museo de Antioquía tiene gran parte de la obra de Botero, y también de otros artistas que el mismo pintor donó. La entrada cuesta 10000 COP (se puede pagar con tarjeta de crédito). El Parque Explora, también en la capital paisa, es otro imperdible para divertirse aprendiendo y experimentando con la ciencia y tecnología, la entrada cuesta 20000 COP, pero si se hospedan con alguien de estratos 1, 2 o 3 presentando una boleta de servicio al día pueden entrar gratis ;).

    Bailarines de Tango - F. Botero

    Bailarines de Tango – F. Botero

  • No hicimos muchas excursiones en nuestro paso por Colombia. Pero si van a Cartagena no pueden dejar de visitar la Playa Blanca de Barú. Salen barcos desde el puerto, con paseo por las Islas del Rosario, almuerzo y regreso por 45000 COP, o pueden llegar de una forma menos cómoda y mucho más económica… más detalles aquí.

Seguridad:

  • Es ya vox pópuli, “El único riesgo es que te quieras quedar”, y lo comprobamos. La historia dura de Colombia quedó atrás, hoy en día no hay mayores peligros que en cualquier otra ciudad latinoamericana, y comparada con su vecina Venezuela, es un paraíso de tranquilidad. A esto se le suma el espíritu amable y solidario, que nunca nos vamos a cansar de resaltar, de sus habitantes. Siempre que me preguntan sobre mis lugares favoritos, más allá de paisajes e hitos, es inevitable que lo primero que venga a la mente sea la sensación de ser bienvenido que da la gente desinteresadamente amable, y esa sensación fue constante en lugares como Malasia y Colombia.De todos modos, que las hay, las hay, y nada mejor que estar preparado, usar el sentido común, tener muy en cuenta los consejos de la gente que vive en cada lugar. Nadie sabe mejor que ellos dónde meterse y dónde no. Y para la eventualidad que la mala suerte los sorprenda, tener bajo la manga una buena asistencia al viajero no está de más. Aparte de ayudar con cualquier evento de inseguridad o simple pérdida de equipaje, por ejemplo, nunca se sabe cuando se puede necesitar el seguro médico. En Colombia el sistema de salud es voraz y costoso, nada es gratis.

    IMG_1693

    El muelle de Cartagena

Bien, les queda alguna duda que este es un gran destino para conocer?? Si es así, pueden compartir sus dudas a continuación que con gusto intentaré ayudarlos!!

Sobre El Autor

Soy Vito. De raíz riojana y treinta y pico de años. Viví también en Córdoba, Mar del Plata, Buenos Aires. Viajé por Nueva Zelanda, Cuba, Italia, Bolivia y otra veintena de países más. Pediatra de vocación y formación, y en los ratos que me hago entre el trabajo “serio” trato de aprender algo nuevo (tejer, cocinar, fotografiar, hablar otros idiomas, lo que sea). Amante del yoga (a.k.a. “profesora”), curiosa ayurvédica. Estudio y trabajo con la salud y la enfermedad, pero a mí lo único que me curó fue viajar. Una vez sentí que era hora de poner los pies en la tierra… y lo tomé demasiado literal, quizás.

Artículos Relacionados

4 Respuestas

  1. Juan Manuel

    Cada día, cada lectura nueva que hago sobre este país me convence más y más que lo más pronto posible lo tengo que ir a visitar!!!
    Gracias!
    Un abrazo y buenos rumbos!!! 🙂

    Responder
      • Juan Manuel

        Jajajaja! Y ahí estaba yo hace como un año atrás!!!
        No sé si disfrutar de los colombianos pero por lo pronto estos últimos meses estuve disfrutando mucho, mucho de mi colombina! Ahora sólo me resta ir a buscarla y como de ella enamorarme de su país!!!
        Un abrazo Vito!!!

  2. Dale Viaja!!! (@DaleViaja)

    Muy bueno y completo el post Vito, es totalmente cierto el riesgo es que te quieras quedar, la gente acá es muy buena onda, haciendo dedo nos levanto un bus público y uno de los pasajeros nos ofreció dinero para que sigamos viajando. Excelente data para quienes usan tarjeta de crédito. Abrazo!

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.