Se terminó un año, empezaron los sueños

Todos los años pasa lo mismo: es una fecha más, pienso escéptica… Sé que no lo es, por algo me preocupé en estos últimos meses porque esta sea la primera vez que estoy en el país y los cuetes no me sorprendan trabajando y sí brindando en familia. Se va terminando la agenda y nos volvemos locos por hacer en unos pocos días cosas que durante el resto del año quizás ni recordamos. Hablar con tal, juntarse con cual, todo puede suceder sin mayores consecuencias el 19 de noviembre, el 7 de enero o el 20 de junio, pero no, queremos que sea sí o sí antes que se termine el año. Somos raros.

El 31 a la noche, faltando unos 20 minutos para las sonantes 12, le dije a Mariano: “deberíamos haber traído el pasaporte y salir a dar una vuelta a la manzana con la mochila al hombro”. Hay gente que cumple con estas tradiciones, supuestamente porque nunca vi a nadie hacerlo, yo misma nunca lo hice y ya recorrí 27 países, así que no me generó mayores angustias y seguimos comiendo los confites, mientras empezaba a burbujear la copa. Pero en el fondo nos inquietaba no hacerlo… quizás sentimos hoy la urgencia de asegurarnos un mapa marcado más que un almanaque colgando en la cocina.

Entonces, a falta de las doce uvas que tampoco nos comimos (nunca un 31 de diciembre a las 12 de la noche, pero sí en otras horas de otros días con otros fines…) voy a pensar en voz alta y sobre el teclado, doce deseos con nombre de destinos, porque el deseo es al fin y al cabo, uno sólo: VIAJAR!

Una Aurora Boreal

laponia-sueca-aniko-villalba-79

Aurora Boreal en Laponia Sueca – Foto de Viajando por Ahí – Aniko Villalba

Canadá, Suecia, Noruega, Islandia, Finlandia, Alaska, Escocia… donde sea, pero quiero ver una Aurora Boreal antes de morir (drama, siempre le viene bien a un escrito, no?). El fenómeno en sí puede explicarse científicamente, pero hay algo más, ese algo más que siempre nos deja con la boca abierta y sin palabras… como cuando pasamos las noches en el desierto o en las playas solitarias, en las que sobraban las palabras y el silencio, y simplemente sentíamos cómo el corazón latía con una fuerza distinta, la de las estrellas infinitas.

Islas Galápagos, Ecuador

Ecuador es quizás mi país favorito y la primera respuesta si me piden una recomendación para un lugar donde pasar unas vacaciones diferentes. Un mes en 2011, tres meses en 2013, pasé por casi todos sus rincones pero nunca fui a las Galápagos… queríamos llegar a dedo, porque era nuestro modo de viaje por entonces y porque era inalcanzable de otro modo para ese magro presupuesto que teníamos. Quedó en el tintero, pero ya tendrá su lugar en mis retinas. Quiero caminar por donde Darwin lo hizo, aunque me falten semejantes luces, y tratar de descifrar qué nos quieren contar los seres míticos que la habitan.

Galápagos-Cruzar la Puerta

Tortugas Gigantes de Galápagos – Foto de Cruzar la Puerta – Sebastián Cabrera

Guerreros de Terracota en Xi An, China

En algún rincón de la inmensa China hay un campo en el que, hasta el momento, se encontraron bajo tierra más de 8000 figuras en terracota de los guererros y sus caballerizas. Los caprichos imperiales de siglos pasados ya me tienen hechizada desde que conocí, con lágrimas en los ojos, la insoportable belleza del Taj Mahal. Este ejército está firme desde la primera dinastía china, hace más de dos mil años, y espero que no pasen muchos años más hasta que yo pueda verlo personalmente.

Guerrero de Terracota en Xi An, China - Foto de Pablo García - polviajero.com

Guerrero de Terracota en Xi An, China – Foto de Pol Viajero – Pablo García

Camino de Annapurna, Nepal

El principal objetivo de mi viaje anterior fue hacer el trekking de Annapurna, un larguísimo camino de unos 150 km por el cordón del Himalaya, en Nepal. Le debo haber dedicado cerca de un 80% del tiempo e investigación previa de todo el viaje. Me sabía de memoria las opciones, los pueblos del camino, las altitudes de cada uno… quería hacer el más largo posible, casi un mes, quería que fuera eterno y no terminara nunca. Bueno, como muchas veces sucede con los planes, nunca comenzó. Ni siquiera llegué a pisar Nepal. El camino decide por uno, y nunca cuestiono sus razones sabias y misteriosas. Si casi me muero sintiendo que era imposible seguir adelante después del segundo día subiendo a Roraima, en Venezuela, y el soroche (mal de altura) me hizo pasar la peor noche de mi vida al regreso de los 5000 metros del Chimborazo, en Ecuador, no sé que me deparará esta aventura, pero está sin dudas en mis desafíos pendientes.

Annapurna, Nepal - Foto de Lucas y Ludmila - mochilasenviaje.com

Annapurna, Nepal – Foto de Mochilas en Viaje – Ludmila Greco y Lucas Fernández Canevari

México

México es un país engualichado… o engualichante más bien. Nos lo perdimos por un error de primerizos, viajeros temerosos éramos por entonces, cuando deberíamos habernos arriesgado, como luego aprendimos que siempre vale la pena hacer. Todos los viajeros conocidos que fueron con este norte en su brújula, allí quedaron, prendados. Cosa ´e mandinga, nadie vuelve, todos se instalan y sonríen felices. Algo tiene… hay que averiguarlo.

San Cristobal de las Casas, México - Foto de Maru Orza y Martín Sesana - kombirutera.com.ar

San Cristobal de las Casas, México – Foto de Kombi Rutera – Maru Orza y Martín Sesana

Japón

Quizás uno de los rincones a los que más hemos viajado virtualmente. Estando en las colinas subtropicales de Coroico, en Bolivia, las noches estaban destinadas a ver la colección de documentales que tenía Chabela (nuestra anfitriona), sobre Japón, su historia, su cultura magnífica y concentrada en los pocos kilómetros que abarca. Un destino tabú para el mochilismo por sus costos, pero como siempre, sabemos que hay otra manera 😉 …

La magia de Japón - Foto de Jota y Dani - marcandoelpolo.com

La magia de Japón – Foto de Marcando el Polo – Dani Elías y Jota

Afganistán

Lo dije muchas veces: no hay lugar en el mundo que no quisiera conocer. Tampoco soy tan inconsciente como para negar que hay momentos adecuados para conocer ciertos lugares, hay que saber informarse correctamente y entender cuales son las fuentes e intereses de esa información. El Oriente Medio forma parte del planeta que quiero visitar, y las pocas historias e imágenes que llegan, casi en susurros desde allí no hacen más que hinchar esas ansias.

Afganistán - Foto de Juan Villarino - acrobatadelcamino.com

Afganistán – Foto de Acróbata del Camino – Juan Villarino

Iguazú, Argentina

Porque también sueño en cabotaje, y en este momento pica en punta en posibilidades de realizarlo… llegar a empaparme (literalmente) de las Cataratas del Iguazú es inminente. Una de las principales atracciones de nuestro país y que no conozco, casi da verguenza decirlo. Lo que debería conocer vs lo que conozco. Pero a veces, por tenerlo tan cerca uno piensa que siempre va a poder ir, y mientras tanto nunca va. Se terminó, vamos a conocer Iguazú en el 2015 😉 .

Imponentes Cataratas de Iguazú - Foto de Rubén Señor y Lucía Sánchez - algoquerecordar.com

Imponentes Cataratas de Iguazú – Foto de Algo que Recordar – Lucía Sánchez y Rubén Señor

Turquía

Los antojos son así, porque sí y listo. Intuyo algo de Marruecos, aromas y sabores, el té ritual, algo asiático, algo musulmán, algo que seguramente me va a gustar. Quizás es su capital que todos podemos nombrar y asociar a las cúpulas emblemáticas de Yeni Camii o de Santa Sofía, pero pocos ubicaríamos a ojos cerrados en un mapa; quizás la magia esté en sus insospechados secretos menos publicitados. Me llama desde allá lejos, como meta de un gran plan, de un viaje soñado.

Mezquita en Estambul - Foto de Caminomundos - Magalí Vidoz

Mezquita en Estambul – Foto de Caminomundos – Magalí Vidoz

Egipto

Una vez, ya inmersa en la carrera de medicina, me enteré que había algo que se llamaba “Egiptología”. Sentí que había cometido el error más grande de mi vida y equivocado mi camino profesional. Fueron unos pocos minutos (tranquila, mamá), mientras finalizaba los detalles de alguna enciclopedia… no soy tan vieja, pero hace menos de diez años algunos viajábamos solamente con libros. Desde el misterio de las pirámides hasta las otras caras inimaginables de un país por descubrir…

No es la típica postal de Egipto, algún lugar en el Mar Rojo... Foto de Lau y Álvaro - klandovadeviaje.com

No es la típica postal de Egipto, algún lugar en el Mar Rojo… Foto de Klando va de Viaje – Laura Babahekian y Álvaro Fiore

Patagonia, Argentina

Más del cabotaje postergado, un poco más lejano quizás en los planes, quién lo sabe? Lo que más atrae a los extranjeros hacia nuestra tierra está al sur del sur. Cuenta haber viajado a Bariloche al terminar el colegio? Todo cuenta, pero quiero más! Y qué lindo sería poder hacerlo a otro pulso, a otro tiempo, pedaleando en dos ruedas, por ejemplo… no sólo sueño con viajes, sino también con formas de viaje 😉 .

El Chaltén - Foto de Jime y Andrés - lavidadeviaje.com

El Chaltén – Foto de La Vida de Viaje – Jime Sánchez y Andrés Calla

Isla de Pascua, Chile

Pero si ya pasaste por Chile! Sí, pasa que fueron unos poquitos días y solamente por San Pedro de Atacama, que fue una inolvidable manera de casi-terminar el viaje… Elijo para esta lista de deseos a la Isla de Pascua como símbolo de cualquiera de las islas desparramadas en el Pacífico, pero también en representación del país de la puerta de al lado. Tengo amigos en Santiago a los que prometí visitar, lugares de su Patagonia que sueño conocer, y un gran pendiente: cruzar la cordillera por lo pasos de San Francisco y Pircas Negras.

Rapa Nui, Isla de Pascua - Foto de Nati Bainotti - mividaenunamochila.com

Rapa Nui, Isla de Pascua – Foto de Mi Vida en una Mochila – Nati Bainotti

Hoy escribo sobre sueños y deseos, que seguramente se harán realidad, quizás no en los próximos doce meses (muy probable/lamanetablemente no), pero están en mi camino. Utilizo imágenes que no me pertenecen, que son de mi nueva familia, de algunos de mis amigos de La Comunidad Viajera, con quienes día a día aprendo cómo sentirme menos incómoda en la supuesta zona de confort, cómo conectar mi web a tal o cual herramienta para que x cosa suceda (sí, todavía no lo comprendo muy bien que digamos a este universo virtual), conozco y admiro distintas formas de vivir/viajar. Con ellos y con cualquiera que ande leyendo estas líneas, brindo por los kilómetros por venir, que son los únicos miles que verdaderamente nos enriquecen la vida.

14 comentarios en “Se terminó un año, empezaron los sueños

  1. Soñados todos los destinos que eligieron… comparto sobre todo El Chalten… al que llegaré pronto junto a Torres del Paine….no conozco ninguno de los sitios pero tienen que ir si o si a las cataratas… abrazos feliz 2015!

  2. Diremos que con excepción de los destinos argentinos que nosotros sí conocimos (y probablemente porque nos pillan lejos 🙂 y los guerreros de Xian coincidimos en todo lo demás. Alzamos la copa y brindamos contigo por esos kilómetros futuros y por la suerte de cruzarnos en un momento dado de los kilómetros pasados. Feliz 2015 Vito!!!!

  3. Hay, me agarró miedito! No di una vuelta a la manzana con la mochila y tampoco recibí el año viajando como los últimos años…
    Pero me encantó tu idea, reemplazar almanaques por un mapa y trazarle rutas, si, me encantó!
    Un abrazo Vito y que sigan los buenos rumbos!!!

  4. Que buena lista Vito! Yo tampoco quiero morirme sin antes ver una aurora boreal! Medio Oriente es algo que nos llama y mucho, es nuestro próximo objetivo (y ojalá sea también en bici!) Y México, México es algo que DEFINITIVAMENTE tienes que conocer México, por su variedad, su comida, su gente. Realmente tienen que conocer Mexico y todas sus caras 🙂
    Saludos! Y que el próximo año lo recibas dando la vuelta a tus sueños 🙂
    Abrazoooo

  5. Qué lindo Vito!
    yo me la paso anotando lugares, estamos próximos a inaugurar nuestro cuaderno con sitios que cada uno de los tres quiera conocer y así ir tachando de la mejor manera, con fotos y anécdotas. Hay un par de meses que los tengo tachados, ja, pero me faltan tantos que no sé si hay almanaque capáz de albergar tantos destinos. Lo que sí se es que vamos a estar hasta el último día juntando pesito a pesito de lajubilación para ir vaya uno a saber dónde a sacarnos una selfie con mi bastón. 🙂

  6. No son los viajes que hacemos,sino lo que los viajes hacen en nosotros.Realmente nos forjan y moldean nuestro espiritu.Donde vallan aprenderan conocimientos y vivencias inexplicables.Yo conoci todos esos lugares y cada uno me dejo sabor a mas.Tengo 68 años y todavia sigo buceando!!!!!!!!!ADELANTE con vuestras iluciones………

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *