San Pedro de Atacama es un lugar al que no sé si llegué en algún momento. Desde Uyuni era muy tentador, y también significaba sumar un país más a la mochila. Fueron varios días de imaginar recorridos, de investigar Chile, de presupuestar Chile… Pero la cabeza estaba en otra cosa. Las hojas quedaron en blanco, la mente también, ante tanta inmensidad…

Hacia el Valle de la Muerte

Hacia el Valle de la Muerte

Ella...

Ella…

... y él

… y él

El Licancabur, el infinito y más allá, desde el Valle de la Luna

El Licancabur, el infinito y más allá, desde el Valle de la Luna

Fin

Fin

La decisión final fue, como ya se sabe, regresar a Argentina desde allí mismo. Entonces nació una cuenta pendiente que se saldará con algunos saltos a la Cordillera a su debido tiempo, como se lo merece. Hasta la próxima, Chile 😉 .

Sobre El Autor

Soy Vito. De raíz riojana y treinta y pico de años. Viví también en Córdoba, Mar del Plata, Buenos Aires. Viajé por Nueva Zelanda, Cuba, Italia, Bolivia y otra veintena de países más. Pediatra de vocación y formación, y en los ratos que me hago entre el trabajo “serio” trato de aprender algo nuevo (tejer, cocinar, fotografiar, hablar otros idiomas, lo que sea). Amante del yoga (a.k.a. “profesora”), curiosa ayurvédica. Estudio y trabajo con la salud y la enfermedad, pero a mí lo único que me curó fue viajar. Una vez sentí que era hora de poner los pies en la tierra… y lo tomé demasiado literal, quizás.

Artículos Relacionados

6 Respuestas

  1. isamercol5

    Volvamos a Neruda: ” El hecho solo de enfrentarme a aquel desierto lunar significaba un vuelco en mi existencia. La tierra desnuda, sin una sola hierba, sin una gota de agua, es un secreto inmenso y huraño….” Tendrás que volver para entender su idioma… dijo el señor poeta… Las imágenes invitan!!!!

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: