Bolívar y la fiebre verde

OFICIAL: 1 USD = 6.3 BSF (bolívares fuertes) (febrero 2013)
MERCADO PARALELO: 1 USD = 20 a 25 BSF y subiendo…

IMG_2743

Verdes y Bolos…

Así de esquizoide es la economía venezolana. La primera vez que llegamos a las tierras bolivarianas era octubre de 2012, y el mercado negro pagaba 10 bolos por cada verde. Cuando nos dijeron de este dato antes de llegar al país pensamos que íbamos a ser Gardel trayendo efectivo para cambiar en el mercado negro. Pero no, los precios aquí estaban aún más altos que el valor del mercado negro, así que fueron tres meses intensos haciendo malabares para administrar lo que pudimos cambiar, cambiar lo que ya no teníamos y generar ingresos.

Para nosotros, los argentinos, el tema de las restricciones cambiarias es relativamente nuevo, pero pasar tres meses en Venezuela es como hacer un master en cómo adquirir dólares y obtener el mejor provecho de ellos. Ojalá que nunca tengamos que poner en práctica los métodos de la inventiva venezolana, pero por las dudas, aprendimos todos los trucos ;).

Con estos valores las tarjetas de débito y crédito quedaron archivadas en los rincones más profundos de las mochilas. Había que resolver todo con el efectivo y si no… llamar a Pekerman.

A la hora de gastar nos encontramos con precios muy altos, en algunos casos hasta más caro que en Europa. Salvo que uno tenga un motor dentro y pueda beber directo de un surtidor de combustible, comer es lo más caro. Aquí, en la tierra fértil del petróleo, llenar un tanque es virtualmente gratis, el precio es simbólico, unos 3 bsf sobran (sí, menos de 50 centavos de dólar oficial para LLENAR EL TANQUE!), mientras tanto una botella de agua puede costar hasta 5 veces más. Los mercados del gobierno y los productos “hechos en socialismo” forman parte del proyecto de soberanía alimentaria y son la opción más económica, con la salvedad de que lo que abunda en esas góndolas es el desabastecimiento. Se compra lo que hay y no lo que se quiere (o se necesita) en muchos casos.

Ya de regreso desde Centroamérica, en este 2013 la cosa había cambiado. La moneda oficial sufrió la inevitable devaluación, de 4.3 a 6.3 de la noche a la mañana, y el mercado paralelo saltó hasta los actuales 20 a 25 bolos por dólar. Ahora sí estábamos holgados! Nos dimos la buena vida pero solamente por un par de días.

ALOJAMIENTO: amigos mochileros, aquí casi no hay hostels. Hay que buscar posadas económicas que muchas veces son telos y casi nunca tienen cocina compartida. En un amplio abanico de calidad (desde “lo peor que vi en mi vida” a “zafa“), siempre nos hemos podido arreglar con 100 a 250 bsf por habitación. La carpa (o tienda de campaña) tomó un protagonismo principal, ya que en las playas es gratis acampar aunque no siempre es la opción más segura. Couchsurfing fue la solución más adecuada ;).

TRANSPORTE: de la mano de un combustible casi regalado, el transporte público es bastante económico, ya sean las busetas para moverse en la ciudad o hacer viajes interurbanos. A esto se le suma una empresa oficialista que tiene precios populares. El inconveniente más grande a la hora de viajar es la informalidad del sistema todo. Son muy pocas las empresas que venden boletos anticipados, y por supuesto son los más caros. Hay que comprar en el día, y a veces sólo en el momento del viaje. Con esto tenemos una importante cuota de adrenalina si tenemos algún tipo de compromiso que cumplir, o como nos tocó a nosotros, viajar en época de fiestas de fin de año. Levantarse en la madrugada y hacer largas filas, discutir, y resignarse a no poder elegir horario para tratar de asegurarse el viaje. Por otra parte, las rutas y caminos están muy deteriorados, el parque automotriz es abundante, se generan interminables atascos y un viaje simple de una parte de la ciudad a otra puede durar horas. Como para todo hay excepciones, y sobre todo en Venezuela abundan las contradicciones, la ruta 10 que cruza la Gran Sabana hacia la frontera con Brasil es impecable.


  • Buseta urbana: 2 a 6 bsf; Bus interurbano comercial: 25 a 35 bsf por hora de viaje (en época de mayor demanda los precios aumentan entre 25 y 50%!); Bus interurbano socialista hasta 10 bsf por hora de viaje.
  • Lanchas: el precio siempre depende de la distancia a recorrer y la cantidad de gente con que se pueda compartir la embarcación. Tratar de negociar 50 bsf por persona y por tramo en un viaje promedio de 40 minutos ;).
  • Taxi: la forma más cara de moverse. Teniendo el combustible gratis y unos vehículos viejísimos, no entendimos nunca la razón de que un taxi de un sector a otro de una ciudad sea más caro que un autobús interurbano… misterios venezolanos sin resolver.

COMIDA: si el cambio paralelo es favorable, podemos degustar más y mejores productos. Los precios se rigen con una inflación que responde más al mercado negro que al oficial. Estando en una tierra donde la producción fuera de los pozos petroleros es escasa, pensar en dólares es inevitable. Una botella de agua mineral cuesta unos 15 bolos. Una arepa de tamaño y relleno suficientes para considerarse satisfecho, 40. Hamburguesas y pepitos (nuestros favoritos) entre 50 y 70. Cerveza entre 8 y 20 (botellas y latas chicas solamente). Una comida bien en un restoran, sentados, con mantel y mozo… entre 150 y 300 bolos por persona… o más.

ENTRADAS Y ACTIVIDADES: lo mejor de la política venezolana en cuanto al turismo respecta: todos los Parques Nacionales son GRATUITOS. Hay que costear llegar hasta ellos y en el caso de los trekings por la Gran Sabana (Roraima o Salto Angel, por ejemplo) pagar el guía obligatorio, entre 600 y 1000 bolos por día (!). Los museos también son gratuitos en su mayoría. Ir al cine es muy económico también, en especial los días lunes con precios populares.

POLÍTICA: el gran desafío que plantea pasar por este país es entender el sistema chavista y tomar partido… Hay que vivirlo, es la única manera. Lo malo, lo bueno, lo corrupto, lo clientelista, lo socialista, lo consumista… Es una sociedad que plantea contradicciones permanentemente. Sin dudas es algo único e histórico en la región. Para mis compatriotas les digo en síntesis: Argentina no es ni será nunca como Venezuela… para bien y para mal. Cada Nación es única y tiene lo que genera y se merece. La unidad Latinoamericana es imprescindible, hay que trabajar juntos por una región unida y fuerte… que si los hermanos se pelean, los devoran los de afuera…

4 comentarios en “Bolívar y la fiebre verde

  1. Lunes populares de cine! Y bueno la unidad latinoamericana si es importante pero no como esta planteada en esta mal llamada “revolución bolivariana” aquí hay demasiada ideología y nada de práctica. Y los precios siguen subiendo, en Oct 2012 un kg de queso amarillo se pagaba en 75bs, hoy se paga a 140 bs, por ejemplo sencillo…

  2. Que nostalgia me trajo este post! Tienes razon en todo lo que relatas, te imaginarás que ahorita esta mucho peor, no hay comida, el desabastecimiento es total y el euro a 320 bs. y el dolar a 280 bs.f es una pena que mi país se encuentre en esta situación 🙁

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *