Todo un dilema a resolver que se llevó largas horas de conexión e investigación previa. Estuvimos meses viendo cuanta página exista sobre cada uno de los temas de interés. El sueño de cruzar el charco se convierte en algo muy estresante, pero vale la pena, así que voy a poner mi granito de arena para que todos los que están buscando data se orienten un poco… Acá van algunas generalidades, si hay alguna pregunta puntual, escríbanme!

Migraciones: como sudacas gozamos de pros y contras. Como pro podemos decir que los argentinos no necesitamos visa para visitar el Territorio Schengen, (Nacionales de la Unión Europea :Alemania, Austria, Bélgica, Chipre, Dinamarca, Eslovenia, Eslovaquia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Holanda, Hungría, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Suecia; Espacio Económico Europeo: Estados Unión Europea, Islandia, Liechtenstein, Noruega) y Suiza.  Bien, ahora empiezan todas las contras! A uno le bastaría con tener un boleto (ya sé que eso es lo suficientemente difícil) y pasaporte para entrar. Pero no. Hay una larga lista de requisitos oficiales, que son comunes a todas las fronteras, especialmente cuando se las cruza desde el aire. Boleto de salida, fondos suficientes para bancar la estadía (sugieren un promedio de 65 euros/día!), carta bancaria que certifique esos fondos (en teoría no es válido un comprobante de home banking), tarjeta de crédito, reserva de hospedaje, carta de invitación de un ciudadano… y mil delires más. La real realidad es que como lo dijo Beto, TODO ES RELATIVO. Todos conocemos historias de todo tipo, gente que no dejaron entrar, gente que retuvieron por días en el aeropuerto hasta la completa investigación de quién es y por qué está ahí, gente que se mandó de regreso, gente que fue sometida a interrogatorios exhaustivos… Y la otra cara: gente que pasa como por su casa sin mayores dilemas. Nuestra experiencia afortunadamente fue esta última. Pero salvando el detalle que ninguno de los dos entró por España. Yo tuve migraciones en la escala más insólita que hice: Helsinki, Finlandia. Allí un joven blondo sólo me preguntó cuantos días me quedaba en Madrid (mi destino final de la conexión), y luego se entretuvo viendo la cantidad de sellos que ya había en mí pasaporte y preguntándome qué me había gustado más y otras cuestiones de curiosidad personal. Mariano entró por Frankfurt y tampoco tuvo mayores complicaciones. Los dos estábamos muy nerviosos en la previa, no sabíamos con qué nos iban a salir, habíamos hecho cuanta reserva pudimos por distintos países para probar que no pensábamos quedarnos quietos, e incluso llegamos teniendo los boletos a Marruecos y Sudamérica comprados. Eso debía ser más que suficiente. Pero hasta me advirtieron de ir bien vestida… cosa que era totalmente imposible después de 5 meses de viaje y los últimos 3 en Asia. No me quedaba nada ni medianamente presentable en la mochila… “No vayas muy jipi” me dijo una amiga!

Aaaaaadentro!

Alojamiento: lamentablemente tuve que abandonar la costumbre de buscar puerta a puerta y tuve que gastar valioso tiempo viendo hostels por Internet. Hoy en día, la verdad, es muy cómodo ese método. Conocimos posadas, hostales, hoteles, y hasta camping. Hay de todo, para todos los gustos y bolsillos. Lo único no muy simple de saber es para mí lo más importante: cuál ubicación es la más indicada, mejor conectada y segura. Así que les recomiendo que si pueden le pregunten a alguien dónde es más “cómodo” en cuanto a situación en el mapa. Si no también guiarse por los sitios de interés que siempre están bien resaltados, las estaciones de metro, etc.
Couchsurfing es una buena opción para quienes no buscan grandes lujos ni comodidades. A mi personalmente no me respondió nunca nadie… Hay que dedicarle mucho tiempo a la búsqueda, mandar mensajes y bancarse más de una neurosis suelta.

Logística en Florencia

Ejemplos:

Hostal en Madrid, habitación privada para dos personas, con cocina y wi fi: 35 euros
Hostal en Praga, dormitorio compartido con cocina y wi fi: 10 euros
Hostal en Stirling, Escocia, dormitorio con desayuno, cocina y wi fi: 16 libras
Hostal en Granada, dormitorio con desayuno, cocina y wi fi: 15 euros

Hostel con cocina, fundamental para el presupuesto! (Aquí observamos a Bugayo hablando con su amigo invisible… cocinar le hace mal)

Comida: sepan que Europa es un lugar en el que se come muy bien, peligrosamente bien. Si se pueden cocinar en su lugar de estadía, hay que navegar profundamente los supermercados buscando los productos menos caros (no existen cosas “baratas” en Europa). Informarse de los mercados donde conseguir productos frescos, frutas, verduras, carnes, pescados. La regla dice que deberían ser más económicos que los supermercados, pero la excepción siempre está presente, a mirar bien! Hay que aprovechar mucho los hermosos espacios verdes que abundan en el Viejo Continente y salir de pic nic siempre que el clima lo permita. Buscar los barrios de las colectividades, y hacerse amigo del shawarma 😉 son dos cosas que no fallan nunca!

Comiendo en una plaza de Praga… y las cachas creciendo!

Ejemplos:

Cena de Tapas y cañas para dos en Madrid: 20 euros
Helado en Italia: 2 a 12 euros
Frankfurten y gaseosa en Viena: 4,3 euros
Cerveza en pub en Londres: 3 a 9 libras
Shawarma en Granada: 3 euros
Rabas en Cadaqués: 5 euros

Tapas y cañas… el paraíso en una mesa.

Transporte: (los trenes son tema de un post aparte de una autora invitada…)
Autobús: olvídense de lo que conocen como viaje en bus de Argentina, creo que en casi ningún lugar del mundo se viaja tan bien en colectivo como en nuestra Patria. Aquí ese medio de transporte se reserva para la clase más baja de la sociedad, es el más económico (= menos caro) y se nota en todos los aspectos: las estaciones, su seguridad, limpieza y servicios, el tamaño, espesor y grado de reclinación de los asientos, todo es escaso… mínimo. El nivel lo da la infraestructura de los caminos, unas autopistas enormes, anchas, ultraseñalizadas, y con reglas muy respetadas.
Para ponerle color, comparto una anécdota de mi primer viaje en bus, con mi madre y destino a Lisboa:
El viaje fue desde Madrid, en bus de la empresa Auto-Res, nuestro primero contacto con el transporte terrestre europeo: puntualísimo, limpísimo, e incomodísimo. Todas características a las que no estaban acostumbradas estas dos riojanas que al menos una vez al año se sientan 16 horas en un bus súper-cama-dorado-ejecutivo para ir de Buenos Aires a La Rioja y/o viceversa. Otra característica son las innumerables paradas en el camino, para subir y bajar pasajeros entre ciudades, en un parador a comer, o simplemente para ir al baño, porque la gran mayoría de los servicios si bien tienen baño, lo tienen cerrado. Esto último originó un episodio cerca de las 2 de la mañana, cuando yo apenas estaba tratando de dormir, porque la luz permanecía encendida todo el viaje, y un señor un tanto entrado en copas y kilos se aproximó al chofer a quejarse de que el baño estaba cerrado. Hacía 20 minutos que habíamos dejado atrás la última parada donde todos pudimos ir al baño, y faltaba poco más de una hora para llegar a destino. Eso fue lo que el chofer trataba de que el señor entendiera mientras manejaba velozmente por la autopista. Nuestro personaje no se contentaba con esa explicación y alzaba la voz amenazante y reclamando su derecho a “hacer pi-pi”… Acá hay que decir que no se puede discutir y pretender ser tomado en serio si uno dice “pi-pi”! Y para rematarla escupió algunos comentarios xenófobos ante la intervención de una pasajera argentina y uno portugués que intentaban calmarlo y, sobre todo, alejarlo del chofer, a los que llamó “tercermundistas” y con orgullo exclamaba “zomos eshhhhpañoles, eshto es un zervizio internazional y no podemos hacsher pi-pi!!”.
Estudiantes y jubilados +60 casi siempre tienen algún descuento ;).

Ejemplos:
Madrid – Lisboa: 35 euros (8 horas)
Roma – Viena: 40 euros (17 horas)
Glasgow –París: 60 euros (20 horas)

Avión: estamos en la cresta de la ola del boom de las aerolíneas low cost. Con tiempo y dedicación, se pueden encontrar excelentes ofertas de vuelos baratos para ir a casi cualquier rincón del mapa. Hay que aprender las conexiones más populares, tener en cuenta donde queda el aeropuerto de destino (en general no son los principales y hay que sumar el costo de llegar desde allí a la ciudad como parte del viaje), y ser muy muy flexible. Hay que leer la letra chica, porque a primera vista un vuelo puede salir “4 euros”, pero después de sumar gastos administrativos, equipaje, compra por tarjeta de crédito, etc… se ve el número final. La calidad de los viajes no varía mucho, al ser distancias relativamente cortas, el viaje pasa rápido como para empezar a sentir la incomodidad. Pero no esperen ni los asientos ni el servicio de un vuelo intercontinental, así que coman bien antes de salir porque entre las esperas en el aeropuerto, el viaje en el aire, y el viaje luego para llegar a la ciudad de destino van a pasar varias horas! Si toda esta tarea se hace bien, es la forma menos costosa de viajar.

Volando sobre Italia

Ejemplos:

Vuelo Barcelona – Venecia: 34 euros (final,con anticipación)

Vuelo Brno (Rep. Checa) – Londres: 120 dólares (final, sin anticipación!)

Entretenimientos: Europa es un lugar con mucha historia, y con mucho orgullo por ella. Para los amantes del arte es un sueño, y cada ciudad tiene más de un Señor Museo imperdible. La música, el deporte, la gastronomía, la moda, cualquiera sea el eje del viaje, o el motor del deseo de cada uno, estén preparados para gatillar sus buenos euros. Todo tiene un precio, y si bien no son impagables, sumando y sumando es un apartado de presupuesto que hay que tener en cuenta. No se ilusionen con descuento alguno. Los estudiantes con ISIC son muy poco tenidos en cuenta, ya que ellos tienen su propio carnet de estudiante de la UE. Los jubilados tienen que ser +65 años para ligar algo. Pero hay opciones para los ratones: casi todos los museos tienen días u horarios en los que la entrada es gratuita, como el Museo del Prado en Madrid, que libera las taquillas las últimas dos horas de cada día, o el Museo del Vaticano que tiene entrada gratis el último domingo de cada mes.

En la terraza de la Galeria de Uffizi

Ejemplos:
Galería Uffizi en Florencia: 11 euros
Museo Beattle en Liverpool: 9 libras
Museo de Louvre: 10 euros
Casa de Mozart, en Viena: 10 euros

Una siesta en el Louvre… no tiene precio!

Sobre El Autor

Soy Vito. De raíz riojana y treinta y pico de años. Viví también en Córdoba, Mar del Plata, Buenos Aires. Viajé por Nueva Zelanda, Cuba, Italia, Bolivia y otra veintena de países más. Pediatra de vocación y formación, y en los ratos que me hago entre el trabajo “serio” trato de aprender algo nuevo (tejer, cocinar, fotografiar, hablar otros idiomas, lo que sea). Amante del yoga (a.k.a. “profesora”), curiosa ayurvédica. Estudio y trabajo con la salud y la enfermedad, pero a mí lo único que me curó fue viajar. Una vez sentí que era hora de poner los pies en la tierra… y lo tomé demasiado literal, quizás.

Artículos Relacionados

6 Respuestas

  1. nicolas

    Un viaje por Europa de un mes, equivalen a cuatro o cinco en Sudamerica.
    Yo muchas veces viajo a dedo por acá (ese “acá” sería Europa) y ahorras. Ademas la gente te levanta, hay paises mas complicados que otros. Y Couchsurfing es cierto, yo lo he usado pero, por ejemplo, en Amsterdam mandé algo así como 30 solicitudes y nadie me alojó (imaginate el tiempo que lleva leer un perfil, escribir una solicitud, etc…veinte minutos por solicitud, casi.)

    Responder
    • Vito

      Sí, tal cual, hoy nos arrepentimos un poco de no haber hecho dedo allá, pero teníamos poco tiempo y ganas de ver todo así que no nos aventuramos mucho. El CS en Europa es un garrón, no tuve paciencia, me desmotivaba encontrar tantos que se notaba que lo hacían “por obligación” porque habían estado viajando o algo así, me daba esa impresión por las largas listas de “reglas de la casa”… básicamente nadie calificaría nunca para ser huéspedes de cierta gente! Jaja, pero bueno, de todas las experiencias se aprende!
      😀

      Responder
  2. Rocio

    Buenísima información!! Muchas gracias. Tengo planeado ir a Octubre para Europa, a España porque tengo familia, pero luego quiero pasar por varios países. Soy de Buenos Aires, y estoy buscando la manera más barata de poder ir para allá, algún consejo? Muchas gracias por todo este post, me ayudo bastante! Abrazo

    Responder
    • Vito

      Gracias por leer y escribir Rocío! Es difícil aconsejar, sobre todo depende del tipo de viaje que pienses hacer y el tiempo que dispongas. Octubre tiene muy buen clima otoñal en España! Si sabés con anticipación tus fechas de viaje podés empezar por espiar las ofertas de vuelos en las compañías low cost y organizar tu itinerario con eso. También vas a encontrar mucha data en internet sobre hostales, pero si te manejás con el inglés también podés aprovechar y usar Couchsurfing, organizado con tiempo sale muy bien y te permite ahorrar bastante 😉 . En líneas generales, los lugares más baratos los vas a encontrar en Portugal, España (el sur sobre todo), Grecia y Europa del Este. Pero con tiempo y ganas podés sacar muy buen provecho de tu viaje, hay que investigar y organizarse.
      Cualquier duda más puntual que se te ocurra no dudes en preguntar.
      Éxito y buen viaje!!

      Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: