1 US$ = 2,96 Ringgit (RM) abril de 2012.

image

TRANSPORTE: 17,21 RM por viaje, a grandes rasgos, en bus o tren son 4 RM por hora, el tren en clase “sleepers” (dormilon!) es apenas 5 RM más caro, y vale la pena si el viaje es durante la noche. El ferry a la isla Perhentian fue lo más caro, 60 RM ida y vuelta (menos de una hora).

ALOJAMIENTO: 17 RM por noche. El más caro fue en Kuala Lumpur (25 RM, con desayuno y wi fi), el más barato en Jerantut (8 RM la noche, con wi fi), el más básico en la selva (10 RM, cama y baño compartido), el más completo en Melaka (15 RM, desayuno, wi fi, muy buena info, y salidas organizadas por los chicos que trabajan ahí, el más copado lejos), el más lujoso en las Perhentian (20 RM, en un resort con wi fi, sin desayuno, pero un bufete para desayuno y cena que valen la pena).

COMIDA: 24 RM por día. Es muy variable, he desayunado por 2 y por 15 RM, muy bien las dos veces (el desayuno bufete del resort de la isla fue de 15 RM, excepcional), en gral un almuerzo puede ser por 6 a 8 RM con bebida incluida. La cerveza es muy cara. Si van a las Perhentian, 15 a 20 RM por el pescado a la parrilla lo valen (guarnición y bebida incluida). El agua mineral (incluida en mi gasto diario) sale 2 RM por una botella grande en la mayoría de los lugares.

Kilos ganados: 3, desde que salí de Nueva Zelanda (Asia es demasiado rico y muy poco saludable…)
Cosas perdidas: una colita del pelo, y los aritos de mariposa me volaron en el chapuzon del faro en las Perhentian (tristeza infinita! Me queda la marca del sol en las orejas).
Km hacia mis montañas: 16.871 km
Horas de diferencia con Haedo: 11 hs.

Sobre El Autor

Soy Vito. De raíz riojana y treinta y pico de años. Viví también en Córdoba, Mar del Plata, Buenos Aires. Viajé por Nueva Zelanda, Cuba, Italia, Bolivia y otra veintena de países más. Pediatra de vocación y formación, y en los ratos que me hago entre el trabajo “serio” trato de aprender algo nuevo (tejer, cocinar, fotografiar, hablar otros idiomas, lo que sea). Amante del yoga (a.k.a. “profesora”), curiosa ayurvédica. Estudio y trabajo con la salud y la enfermedad, pero a mí lo único que me curó fue viajar. Una vez sentí que era hora de poner los pies en la tierra… y lo tomé demasiado literal, quizás.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: